El SJE en la fiesta de la Reversión de las Reliquias de los Santos Niños 2016

El pasado lunes 7 de marzo, como todos los años, la Diócesis de Alcalá de Henares celebra la gran fiesta de la Reversión de las Reliquias de sus Patronos, los Santos Niños Justo y Pastor.

Nuestro Colegio, por segundo año consecutivo, ha participado de una manera muy activa en dicha celebración, representando la vida y el martirio de los hermanos mártires Justo y Pastor, dos niños de siete y nueve años que dieron su vida por Cristo a principios del siglo IV. La obra de teatro fue muy aplaudida por todos los asistentes, entre los que se contaban más de 1.200 alumnos de distintos colegios. La inicial amenaza de lluvia no deslució el acto.

Un grupo de nuestros alumnos de Secundaria portaron las imágenes y reliquias, junto al estandarte del SJE, cerrando la comitiva, en la que también participaba la comparsa municipal de gigantes y cabezudos y la Banda de Música de nuestro Colegio, dirigida por don Julio Maroto.

A las 11:00 horas dio comienzo el encuentro en el Patio de Armas del Palacio Arzobispal, con la presencia, entre otras personalidades, de nuestro Obispo, Mons. Juan Antonio Reig Pla, el concejal del Ayuntamiento de Alcalá, don Markel Gorbea, el Vicario General, Mons. Florentino Rueda, el delegado diocesano de Enseñanza, don Francisco José Rupérez, el Vicario Episcopal para la Evangelización y la Cultura, D. Juan Miguel Prim, el rector del Seminario Menor, D. David Calahorra, y el presidente de la Asociación Diocesana de los Santos Niños, don Miguel Ángel López.

Después de la entrega de premios del concurso de carteles y relatos y poesías a los alumnos ganadores (del SJE ganó Daniel Santander, de 6º de Primaria, por su magnífico relato ¡ENHORABUENA!), tuvo lugar la peregrinación hasta la Catedral, donde todos los niños cantaron el himno a sus Patronos, y descendieron hasta la cripta donde se custodian las reliquias, traídas el 7 de marzo de 1568 desde Huesca.

Complutum era una importante ciudad romana de la Península Ibérica, y el pretor Daciano, enviado del emperador Diocleciano, llegó para cumplir el edicto de persecución contra los cristianos. Estos dos pequeños se presentaron ante él y, con gran valentía, le explicaron que jamás apostatarían, porque habían sido educados en la fe cristiana, su mayor tesoro. Fueron degollados en las afueras del municipio, en un lugar que, con el tiempo, fue llamado “Campo Laudable” y sobre el que se construyó la actual Catedral-Magistral.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar

Video Plumín

Noticias por

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies